Al final de los años 80 un grupo de empresarios decidieron construir un club
de golf nuevo y diferente de los demás que existen en nuestro país.

Para tal objetivo, escogieron un terreno que formaba parte de una finca de
café a 5,000 pies sobre el nivel del mar, en un área tan solo a 15 minutos
del centro de la ciudad, combinando el proyecto del campo de golf con un desarrollo
inmobiliario muy exclusivo de 240 lotes que circundan la cancha.

El diseño de la cancha se encomendó al Arq. Bryan Silva de la firma de
Cornish, Silva and Mungeam de Boston, Massachussets, USA. La
construcción de la cancha se inició el 29 de abril de 1,997 y concluyó
con un primer juego inaugural en enero del 2,000. El resultado es un
Campo de Golf de más o menos 7,200 yardas de longitud que ha
recibido comentarios muy halagadores de personas tanto nacionales como extranjeros.